Escépticos en el Pub Madrid - Diciembre 2010

Llega la última edición de Escépticos en el Pub del año. Será el próximo 11 de Diciembre a la hora habitual (19:30) en el lugar habitual (The Clover House, C/ Almansa, 85). Se celebrará el segundo sábado del mes ya que el primero cae en puente y contaría con demasiadas y lamentadas ausencias (la primera la mía).


¿Qué es un transgénico? (y las madres que lo parieron...)

Cada vez resulta más frecuente encontrar en los medios de comunicación noticias llamativas sobre clonación o manipulación genética de seres vivos, ya sean animales o plantas. Todo el mundo opina, generalmente en contra, sobre alimentos que llevan ingredientes manipulados genéticamente. Sin embargo, poco es lo que se sabe sobre el método y las posibles consecuencias de estas manipulaciones.

El Profesor José Antonio López GuerreroCentro de Biología Molecular Severo Ochoa (UAM-CSIC)– pretende dar una visión, forzosamente general, de los aspectos principales sobre la transgénesis de organismos –empezando por la elección del título tan poco ortodoxo.

Partiendo de la descripción de los métodos actuales de elaboración de organismos transgénicos, se repasará la legislación vigente, aplicaciones clínicas e investigación básica de esta herramienta, tanto en modificación genética de animales como de plantas, concluyendo con la enumeración de un selecto número de ejemplos.

Por supuesto, el autor dará su visión personal –e intransferible, como el bonobus- del potencial que dicha técnica tendría para investigación y biotecnología –de campo o en confinamiento-. En el debate posterior, se podrá discutir sobre la prensa, generalmente desfavorable, que la técnica presenta a través de algunos medios...

La entrada como siempre será gratuita siendo únicamente necesario tomarse algo para que a la gente del pub le compense reservarnos una buena parte de su local. Conviene confirmar asistencia en este formulario de Google Docs.


Nos vemos allí.

My own kind of freedom, de Steven Brust

Firefly logo

Firefly, creada por Josh Whedon, es una de las series de televisión que suelo recomendar a todo el mundo. Es ciencia ficción, no precisamente normal, pero tiene suficientes dosis de humor, acción y aventura para que pueda gustarle a cualquiera. No suele defraudar, te puede encantar o simplemente gustarte, pero la gente siempre suele agradecer la recomendación. Debería dedicar otra entrada exclusivamente a la serie.


My own kind of freedom es un fan fiction no oficial de Steven Brust. El autor tiene publicadas bastantes novelas, pero esta vez decidió publicar el relato en descarga gratuita con una licencia Creative Commons, supongo que por no pelear temas legales.


El relato tiene una estructura similar a cualquier capítulo de la serie, de hecho el gran conocimiento del autor hace que pudiese encajar perfectamente como capítulo intermedio entre la serie y la película. En este caso narra las desventuras de la tripulación de la nave Serenity cuando uno de sus negocios se tuerce en el planeta Hera. No profundizaré en la trama, el relato es corto y cualquier interesado debería leerlo.


Sí que me gustaría comentar la forma en que está escrito. Sin salir de la visión en tercera persona, el libro está dividido en pequeños capítulos centrados cada vez en uno de los personajes. Esto hace que puedas centrar la atención y describir lo que hace o piensa ese personaje, y siendo un homenaje a la serie original resulta muy curioso ver el desarrollo de los mismos. Veo perfectamente reflejados a todos los personajes, desde sus actos a sus expresiones, salvo quizá en momentos a Malcolm Reynolds (el Capitán, interpretado por Nathan Fillion).


En definitiva recomendable, una delicia especialmente para fans de la serie. Es un capitulo más, con las ventajas y desventajas de desarrollarse en tu imaginación.


Debo volver a agradecer a Angela que me lo recomendara en su momento.

La Ciencia salvó mi alma

Hace unos días pude ver este vídeo por primera vez en el blog de PZ Myers y me dejó quince minutos con la boca abierta. Lo vi por segunda vez cuando Borja Robert hizo mención de él en su blog. He vuelto a dar con él gracias a Ismael Pérez en Homínidos y no he podido resistirme a verlo por tercera vez ahora que alguien (nicasso) se ha tomado la molestia de subtitularlo en castellano.


Es tremendamente bello, apasionante y conmovedor, casi más la locución que las espectaculares imágenes. Es el argumento perfecto contra cualquiera que dude sobre el interés de la ciencia, es una buena solución ante cualquier duda de tipo religioso, debería ser proyectado en colegios para provocar la chispa necesaria en alumnos y profesores.


Al que sepa inglés le aconsejo ver sin falta el vídeo original (en mayor calidad) Science saved my soul, para los demás aquí está la versión subtitulada:



Si les gustó, les recomiendo seguir a su autor philhellenes. Tiene una gran cantidad de vídeos en youtube y casi todos son de gran calidad e interés.


Actualización 22/11/2010: Me dejan en los comentarios el enlace al vídeo con doblaje en castellano, en bastante buena calidad:


"Pensando Críticamente", el nuevo podcast escéptico

Pensando Críticamente

Desde hace unas horas contamos en la podcastfera con un nuevo podcast de temática escéptica (que no abundan, menos en castellano). Se trata de Pensando Críticamente, el podcast de ARP-SAPC (Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico).


Uno más que se une a la larga lista de los que escucho (casi 20 actualmente), aunque esta vez es algo más especial ya que por primera vez conozco personalmente a los autores.


En el primer programa Ismael Pérez y Borja Robert entrevistan a Eugenio Manuel Fernández Aguilar, autor del blog Ciencia en el XXI y del libro "La conspiración Lunar ¡vaya timo!" que fue ponente el pasado sábado del Escépticos en el Pub que tuvo como tema principal precisamente el análisis (y desmentido) de las teorías negacionistas sobre la llegada del hombre a la Luna.


La periodicidad será en principio mensual, ya que se intentará grabar un programa por cada encuentro de Escépticos en el Pub, pero seguro que surgen ocasiones para grabar programas adicionales.


Podéis subscribiros directamente usando este feed. Con el tiempo irá apareciendo en los principales directorios de podcasts.

Manifiesto por una Universidad libre de pseudociencia y oscurantismo

(Este manifiesto ha sido redactado por La Ciencia y sus Demonios)


Ante la cada vez más abundante proliferación de conferencias, cursos, seminarios y todo tipo de actividades que diferentes corrientes pseudocientíficas están desarrollando dentro del marco de las universidades españolas y latinoamericanas, tendencia que cristaliza en la reciente creación de una Cátedra de Investigación sobre Homeopatía en la Universidad de Zaragoza, los abajo firmantes (científicos, profesores, alumnos y ciudadanos en general) nos vemos en la necesidad de manifestar lo siguiente:


La colaboración entre la Universidad y la Empresa, así como con otros organismos y agentes sociales es enriquecedora, productiva y debe ser considerada como una de las prioridades de la política universitaria. Los acuerdos y contratos para la transferencia de resultados de la investigación a la empresa privada pueden representar una importante fuente de financiación para las universidades públicas; los cuales, desarrollados convenientemente, permiten una mayor productividad científica y la optimización de las aplicaciones de tal actividad. Sin embargo, creemos que no es justificable que la Universidad busque vías de financiación a cualquier precio, y aún menos si con ello pervierte su filosofía y fines fundamentales.


La Universidad Pública, como cualquier otro organismo de la administración, debe estar al servicio del ciudadano, manteniendo un contacto permanente con la sociedad de la que forma parte, mediante una comunicación constante que permita la sintonía entre el mundo universitario y las necesidades sociales. Para cumplir estos objetivos, la Universidad debe ser un adalid en lo referente a innovación y a exploración de nuevos caminos para el conocimiento. La Universidad nunca debe ser una estatua, sino una animación en constante movimiento.


No es posible entender la función investigadora y el compromiso social de la Universidad sin la imbricación con su papel fundamental en la formación de ciudadanos libres, capaces de enfrentarse al mundo mediante una mentalidad crítica que les permita escapar de las cadenas de la irracionalidad, la superstición y la ignorancia. Esta función docente, completamente consustancial a la institución universitaria, va más allá de las aulas, al representar la Universidad un referente en cuanto a conocimiento y racionalidad para toda la sociedad.


En este sentido, la Universidad juega un papel muy importante ante el avance que en la sociedad contemporánea están teniendo determinadas corrientes anticientíficas y antirracionales, que pueden suponer un significativo retroceso hacia el oscurantismo y la superstición, algo que se encuentra en el polo opuesto de los objetivos universitarios. Nos preocupa, como universitarios y como ciudadanos, que bien entrado el siglo XXI cada vez prolifere un mayor número de terapias más próximas a la magia que a la medicina, en muchas ocasiones amparadas por instituciones y empresas médicas profesionales; nos preocupa que presidentes de gobierno consulten astrólogos; que pulseras mágicas declaradas oficialmente fraudulentas sean portadas por ministros de sanidad y constituyan el regalo más vendido de las últimas navidades; que cada vez haya más ciudadanos que crean firmemente que las vacunas son tóxicas y nefastas para la salud; que aumente el número de enfermos que abandonan el tratamiento médico para abrazar alternativas esotéricas; nos preocupa muy seriamente que gran parte de la población vuelva a confiar más en los curanderos que en la medicina científica.


Nos preocupa que la Universidad pueda convertirse en un mercadillo que de cabida a cualquier alternativa irracional al conocimiento científico. Sólo una mal entendida apertura de mentalidad puede justificar que se enseñe alquimia en las Facultades de Química, ufología en las de Física o el diluvio universal en las de Historia. Ofrecer el foro universitario a las pseudociencias, en igualdad de condiciones con el conocimiento racional, no se traduce en ningún enriquecimiento cultural, sino en una validación universitaria de la superstición y la charlatanería. Difícilmente podremos educar a nuestros hijos sobre la inexistencia de bases empíricas en la predicción astrológica si van a encontrar en el campus universitario cursos de postgrado en astrología.


Reza una de las máximas en ciencia que la razón no debe aceptar algo como cierto sólo porque lo afirme mucha gente o porque lo suscriban personajes importantes, y que siempre es necesario detenerse ante cualquier afirmación y dudar sobre si es o no cierta. Esto obliga a actuar mucho más despacio, a sopesar cuidadosamente las opciones, a avanzar con cautela ante cualquier tipo de propuesta. Y esta es una de las cosas que creemos firmemente que debe enseñarse en las universidades.


Por todo ello, nos preocupa que la Universidad de cabida a cursos sobre acupuntura, a conferencias sobre creacionismo, a seminarios sobre astrología y a cátedras sobre homeopatía. Nos preocupa especialmente si no se enfocan como un debate crítico y un análisis racional, sino con un presupuesto de funcionalidad y validación científica de los que no sólo carecen, sino que están en frontal oposición al espíritu crítico universitario.


En el caso concreto de la homeopatía, aunque de igual aplicación para el resto de pseudociencias, no se ha demostrado científicamente ni su fundamento teórico (que contradice nuestros conocimientos sobre química y medicina más elementales), ni su efectividad más allá de un placebo. Décadas atrás, se destinaron importantes estudios a buscar una posible base en los postulados homeopáticos, los cuales no han variado significativamente en doscientos años, base que jamás se encontró.


Nos resulta extremadamente paradójico que mientras gobiernos europeos retiran fondos y apoyos estatales a la práctica homeopática, en España se instauren cátedras dentro de las universidades públicas. El aval que esto supone, sitúa a la homeopatía, a la astrología o al espiritismo dentro de la categoría de disciplinas universitarias; máxime cuando no nos encontramos exclusivamente ante una actividad de investigación sobre un fenómeno dudoso, sino ante una institucionalización dirigida a la formación y divulgación de estos postulados.


Consideramos por último, que si bien está justificado profundizar y destinar fondos a cualquier aspecto que pueda ser investigado, la especial situación económica actual convierte la inversión de esfuerzo y medios en este tipo de disciplinas totalmente desacreditadas en un acto de puro despilfarro de recursos, que podrían emplearse en líneas de investigación y docencia muchísimo más prioritarias.


Las personas que desde distintos estamentos y colectivos de la sociedad suscribimos este manifiesto, deseamos llamar la atención sobre este importante aspecto al conjunto de la población y, especialmente, a las autoridades académicas y gubernativas, confiando en que la razón acabe imponiéndose sobre la superstición y el oscurantismo.


FIRMAR EL MANIFIESTO


(Vía La Ciencia y sus Demonios)

Related Posts with Thumbnails