Yo, Robot

Anoche terminé de releer Yo, Robot, de Isaac Asimov.

Como le dije a Tindriel hace unos días, después de pasar por El Código da Vinci y Eragon, necesitaba algo auténtico, una lectura con gozo asegurado, para recuperar un poco la motivación. Yo, Robot garantiza todo esto.

Esta corta novela esta dividida en nueve relatos cortos, conectados entre sí aunque pueden tratarse independientemente. Todos ellos geniales y completamente originales.

Destaca principalmente por el sentido de cotidianeidad que otorga en 1950 Asimov a un Universo repleto de robots. No sólo parece que sea de lo más corriente, además todo cuadra con la más perfecta lógica.

Lectura imprescindible. Altamente recomendada. Os copio un fragmento orientativo acerca de las Tres Leyes de la Robótica que ideó Asimov, así como su funcionamiento y problemática.

Yo, Robot
Isaac Asimov

Yo, Robot de Isaac Asimov[...]
Kallner frunció el entrecejo y se pasó la mano por la frente.
- Los robots anteriores nos han creado complicaciones. Nuestros hombres trabajan mucho con radiaciones intensas, ¿comprende? Es peligroso, desde luego, pero se toman las precauciones razonables. No ha habido más que dos accidentes desde que empezamos, y ninguno ha sido fatal. Sin embargo, era imposible explicar esto a un robot ordinario. La Primera Ley declara y se la citaré "Ningún robot puede dañar a un ser humano, o por inacción, permitir que un ser humano sufra daño".
»Esto es elemental, doctora Calvin. Cuando es necesario que uno de nuestros hombres estuviese expuesto por un corto período de tiempo a un campo gamma moderado, que no tuviese efectos psicológicos, el robot más cercano se precipitaba a sacarlo de allí. Si el campo era excesivamente débil, lo conseguía, y el trabajo quedaba interrumpido hasta que todos los robots eran retirados. Si el campo era ligeramente más fuerte, el robot no llegaba nunca al técnico afectado, ya que su cerebro positrónico sucumbía bajo las radiaciones gamma, y nos encontrábamos privados de un robot caro, y difícilmente reemplazable.
»Tratamos de discutir con ellos. Su punto de vista era que un ser humano en un campo gamma exponía su vida, y que nada importaba que pudiese permanecer en él durante media hora sin peligro. Supongamos, decían, que se olvidaba y permanecía una hora. No podía correr riesgos. Les hacíamos ver que sólo había una remota posibilidad de que perdieran la vida. Pero el instinto de conservación es sólo la Tercera Ley de la Robótica, y la Primera Ley de Seguridad viene primero. Les ordenamos estricta e imperativamente mantenerse fuera del campo gamma a toda costa. Pero la obediencia es sólo la Segunda Ley de la Robótica, y la Primera, la de la seguridad, viene primero. Doctora Calvin, o prescindíamos de los robots, o hacíamos algo con la Primera Ley, y esto fue lo que elegimos.
- No puedo creer que encontrasen el modo de suprimir la Primera Ley - dijo Susan Calvin.
- No fue suprimida, sino modificada. Se construyeron cerebros positrónicos que poseían sólo el aspecto positivo de la ley, que dice: "Ningún robot debe dañar a un ser humano". Eso es todo. No tienen la obligación de evitar que un robot sufra daño debido a un factor extraño, como los rayos gamma.[...]

Toledo muy medieval

La Catedral de Toledo reflejada en Don Quijote

El Viernes pase el día en Toledo. Volví a pasear por sus calles, siempre rodeado de esa enorme cantidad de acero. Es impresionante.

La ciudad es ciertamente bonita, pero es el ambiente lo que me hace volver de cuando en cuando. Tanto, que un día que vuelva tendré que plantearme dejarme de paseos y entrar a visitar los edificios importantes y museos, que tras muchas visitas aún desconozco.

Esta vez además preparaban la ciudad para acoger una Feria Medieval durante todo el fin de semana.

Comimos en un restaurante que tenía una pinta espectacular. Toda la comida estaba estupenda, salvo quizá el Entrecot demasiado poco hecho. Regado con Emilio Moro y coronado por un espectacular postre cuyo nombre era algo así como "Lágrima de Chocolate con esencias de Naranja y Frutas Rojas"

Bajamos hasta la Puerta Bisagra para disfrutar de las espectaculares vistas y para ver y preguntar un par de cosas en Bermejo. Una armería con venta al público, en la que entras a la oficina de venta a través del taller, donde puedes ver todo el proceso de creación de una espada.

De sus calles y escaparates me llamaron la atención varias cosas. Un cristo en una esquina, una tienda de articulos religiosos muy especial y una recreación en miniatura sobre un expositor rotatorio de los Caballeros de la Mesa Redonda.

Y ojo con este Tio Vivo. Los animales en los que vas montado están hechos cada uno con una sola pieza de neumático. Caballos, vacas e incluso un dragón.

Podéis ver estas y otras fotos aquí.

Un parque de atracciones abandonado

En WMMNA (we make money not art) nos descubren estas fotos de un parque de atracciones abandonado en Japón.

Parque de Atracciones abandonado en Japón


No producen la misma impresión que aquellas de la ciudad abandonada cerca de Chernobyl que comenté hace ya más de un año, pero también resultan impresionantes.

Nunca será comparable una ciudad abandonada por una catástrofe nuclear, a un recinto de ocio abandonado por intereses comerciales (o falta de los mismos).

De cualquier modo, me encantaría poder pasearme un día por este sitio, mucho más que por alguno de los modernísimos Parques de Ocio que nos rodean.

Robo-Futbolín

También en OhGizmo! me encuentro con lo único que nos faltaba en Orgaz: KiRo. Un futbolín robotizado que juega de forma totalmente autónoma desarrollado en la Universidad de Friburgo.

KiRo el futbolín mecánico


Y teníamos un estupendo futbolín 'normal', pero siempre es más fácil engañar a uno que a tres para jugar :-D Se puede jugar también sólo, pero esa opción la descarto.

Una cámara capta el futbolín y manda cada 20 milisegundos una imagen al ordenador, que lo procesa y con la posición de los jugadores y la pelota, así como su trayectoria y velocidad, reacciona de una manera u otra.

Merece la pena ver los vídeos del cacharro en funcionamiento. Da la impresión de jugar realmente muy bien.

Desde Enero de este mismo año, está disponible comercialmente con el nombre de StarKick.

A la que vamos a Hong Kong a por unas alfombras para bailar, nos pasamos por Friburgo a por un futbolín ¿os parece?

Dia del Libro 2005

El pasado día de San Jorge, 23 de Abril, volvió a ser el Día del Libro. Estos dos últimos años me ha pillado con algunos amigos fuera de Madrid, esta vez en Orgaz (Toledo).

Para conmemorarlo, hemos vuelto a hacer el librero invisible, que consiste en llevar cada asistente un libro, y luego entre todos repartirlos, debatiendo a quién le pega más cada uno.

Este año he recibido Q, de Luther Blissett, aportado y dedicado por Shelob.

Q
Luther Blissett

Q de Luther BlissettContraportada: Calificada por los críticos como obra maestra y comparada insistentemente con El Nombre de la Rosa, Q es una larga novela ambientada en el siglo XVI.

La obra se desarrolla a lo largo de treinta años por distintos países de la Europa de la Contrarreforma, y en ella decenas de personajes conforman un prodigioso fresco de la época. Así pues, Q es una novela histórica, pero también, y ante todo, es una novela de aventuras y espionaje donde el verdadero protagonista es la multitud: herejes, espías, putas, cortesanos, mercenarios, profetas improvisados, siervos...

Una novela coral en estilo y contenido que en todos los países en los que ha sido traducida ha cosechado un rotundo éxito.



Por la cercanía de mi cumpleaños y mi felicitación de hace unos días, Tindriel me regaló un de los libros que hace tiempo perseguía. Se trata de Hijos de la Mente, cuarta entrega de la Saga de Ender, de Orson Scott Card.

Según parece es muy inferior al resto de la saga, pero habrá que leerlo, me gustaron mucho los dos primeros, aunque en su momento el tercero me cansó bastante, y por eso no compré el cuarto (éste).

Hijos de la Mente
Orson Scott Card

Hijos de la Mente de Orson Scott CardContraportada: Lusitania es un planeta donde coexisten tres especies inteligentes: los pequeninos, que evolucionaron en el mismo planeta; los humanos, que llegaron como colonizadores; y la Reina Colmena y sus insectores, traídos por el joven Ender años atrás.

El planeta ha sido condenado a desaparecer por el Consejo Estelar a causa de la descolada, el virus letal para los humanos e imprescindible para la biología de los pequeninos.

Jane, la inteligencia artificial aliada de Ender, logra salvar momentáneamente Lusitania al hacer posible que Ender cree dos nuevos seres, dos aiúas, réplicas de su hermano Peter el Hegemón y de su hermana Valentine. Ellos dos se unen a Ender en la difícil lucha por salvar Lusitania.

Hijos de la Mente es el digno colofón de la serie más popular de la ciencia ficción moderna.

Eragon

Anoche terminé de leer Eragon, de Christopher Paolini.

Me ha dejado una mezcla de sabores interesante, pero al final la sensación ha sido de pequeña decepción.

Eragon de Christopher PaoliniMe doy cuenta de la dificultad de valorar un libro que pertenece a una trilogía (El Legado) en aspectos como la profundidad. Todo lo que me falta quizá lo encontremos en la segunda o en la tercera parte. Pero faltan cosas, muchas, para que pueda decir de este chico lo que otros ya han dicho.

La historia es buena, el libro no lo es tanto. Hace tiempo que las novelas de fantasía dejaron de ser Tipo Conan (como yo lo llamo), con un héroe venciendo los enemigos que salen a su paso, sin que sepamos muy bien los objetivos de unos y otros.

Al final del libro lees tantos agradecimientos a sus padres y editores que le han corregido tanto, y me parece que no lo hicieron suficiente.

Soy a duras penas capaz de imaginarme la mayoría de las cosas. Faltan descripciones, imprescindibles en una obra de fantasía. De los omnipresentes úrgalos poco se sabe, aparte de ser grandes, feos y peligrosos. Ocurre igual con casi todo.

Al principio Eragon me recordaba un poco a Ender, pero lo que Scott Card resolvió fenomenalmente, a Paolini le sale mucho más falso según avanza el libro.

Y por último, la existencia de tantos nombres robados de Tolkien, más que parecerme un buen homenaje, me hacen ver una enorme falta de imaginación por parte del autor.

Este refrito de otras historias, interesante para una lectura poco exigente, podría dar mucho más de sí. Esperemos que mejore en Eldest (segundo libro, aún sin publicar) o en libros posteriores. Al fin y al cabo, hablamos de un autor muy joven.

Eragon
Christopher Paolini

[...]Una súbita explosión quebrantó la noche.

El rebaño echó a correr. Eragon se abalanzó sobre la hierba mientras un viento feroz le azotaba las mejillas. De pronto, se detuvo y disparó una flecha sobre la cierva que se alejaba saltando. Erró por muy poco, pero la flecha silbó en la oscuridad. El muchacho soltó una maldición, giró en redondo y colocó otra flecha instintivamente.

A su espalda, donde había estado la manada de ciervos, humeaba un gran círculo de hierba y de árboles. Muchos pinos permanecían en pie, pero desprovistos de sus hojas, y la hierba que rodeaba el exterior del círculo calcinado estaba aplastada, al tiempo que una voluta de humo se elevaba por el aire transportando el olor a quemado. En el centro de la zona devastada yacía una gema de color azul brillante sobre la cual se arremolinaban frágiles zarcillos impulsados por la neblina que serpenteaba por el chamuscado terreno.

Eragon se quedó al acecho del peligro durante varios minutos, pero lo único que se movía era la niebla. Aflojó la cuerda del arco con cuidado y avanzó. La luz de la luna proyectó una pálida sombra del cuerpo del muchacho cuando éste se detuvo delante de la gema. Eragon la empujó con una flecha y se echó atrás. Como no sucedió nada, la cogió con cautela.

La naturaleza jamás había pulido una piedra preciosa tan perfecta como ésa: la superficie era de color azul oscuro impecable, salvo por las finas nervaduras blancas que la recorrían como una telaraña. Al tocarla con los dedos, Eragon notó que la gema estaba fría y que era completamente lisa, igual que la seda. Tenía una forma oval de unos treinta centímetros de longitud y debía de pesar algunos kilos, aunque era más liviana de lo que parecía.
[...]

Fin de Semana en Jerez

Escudo de Jerez de la Frontera

Siempre me han encantado las motos. Diría mejor el motociclismo, pues apenas he conducido un par de veces una moto pequeñita.

Este fin de semana he cumplido varios de mis deseos, disfrutar de un fabuloso fin de semana en Jerez, hacerlo durante un Gran Premio de Motociclismo, ver Sevilla, conocer más el Sur y encontrar gente estupenda.

Salimos de Madrid el Viernes muy temprano, y llegamos a comer a Sevilla. Pasamos la tarde allí antes de bajar hasta Jerez, con lo que pude dar un importante paseo por todo el centro de la ciudad. Hay mucho más que ver, pero al menos ya lo conozco. Volveré con más tiempo otro día.

El Sábado por la mañana tratamos de acercarnos al circuito para comprar entradas en la Pelouse, pero tras dos horas de atasco para recorrer diez kilómetros nos dimos la vuelta. Lo hicimos en nuestra última opción de hacerlo, justo antes de entrar en los últimos kilómetros que no daban ya opción de volver, al estar restringida la carretera únicamente para entrar al circuito.

Nos aterraba pasar el fin de semana metidos en atascos, así que ya volveremos otro año. Esta visita fue más enfocada al ambiente motero en Jerez que al Gran Premio.

Sobre las dos noches, destacar el espectacular ambiente que se vive por todas las calles de todos los pueblos alrededor del circuito, especialmente el propio Jerez y el Puerto de Santa María. Como detalle, desde el Sábado por la mañana el Puerto estuvo cerrado a los coches (no a las motos), no cabía ni un alfiler. No pude acercarme a ver la juerga del Puerto (de Santa Marcha, como algunos lo llaman), pero otra vez será.

Esta semana os cuento un par de cosillas interesantes si encuentro un hueco.

Fijaros en las fotos que he colgado. Bajando a Jerez y especialmente volviendo a Madrid, la cantidad de motos que cruzamos, y la cantidad de gente que se acumulaba en puentes y cunetas para ver el espectacular desfile de motos que se desplaza cada año para este Gran Premio.

Creo haber escuchado que además en esta ocasión se batió el récord de asistentes. Aunque sobre el Gran Premio en sí ya hablaré en otro momento, que ya es hora de acostarme. Sólo un detalle ¡AUPA PEDROSA!

¿Perdemos el tiempo?

Napoleón Bonaparte

Otro interesante enlace de Jamfris. Cosas que otras personas consiguieron con nuestra edad.

A punto de cumplir 26 años, veo lo que otros hicieron a mi edad y me siento fatalmente inútil. No sólo no he hecho cosas parecidas, estoy a años luz de hacerlo.

Destaco los que me parecen más espectaculares:

  • Orson Welles escribió, dirigió y protagonizó Ciudadano Kane. Una de mis películas favoritas, varias veces votada como el mejor filme jamás realizado.

  • Charles Chaplin ya había aparecido en 35 películas. No hará falta destacar la relevancia de este chico.

  • Charles Lindbergh se convirtió en la primera persona en cruzar volando el Atlántico. Espectacular. ¿Algún día de estos aprenderé a pilotar?


Y tengo casi un año para conseguir lo que otros lograron a los 26:

  • La cosmonauta Soviética Valentina Chereshkova se convirtió en la primera mujer en viajar al espacio. Insuperable para mí, al ser la primera (y al ser mujer, en mi caso).

  • Steve Wozniak co-fundó Apple Computer. Unos años más tarde, el mundo está lleno de iPods.

  • Napoleón Bonaparte conquistó Italia. Yo me voy a tirar toda la vida destinando mi sueldo a unos cuantos metros cuadrados al sur de Madrid.

  • Ken Kesey publicó su primera novela, Alguien vólo sobre el Nido del Cuco. Este año imposible, pero ¿publicaré alguna vez un libro? Espero que sí.

Related Posts with Thumbnails