Cierra Madrid Rock

Hace pocos días anunciaron el cierre de Madrid Rock, un referente fundamental para la cultura madrileña durante los 24 años que ha estado abierta esta tienda en Gran Vía 25.

Madrid Rock

Allí he comprado la mayor parte de mis discos originales. Recuerdo ir desde pequeño y pasar la tarde ojeando cassettes y vinilos, buscando algunos a buen precio y esperando incluso colas para ser de los primeros en comprar un disco recién publicado. Siempre encontraba algo interesante que llevarme.

Madrid RockEra otra época, en la que no me valía una copia, quería tener el original entre mis manos. Era pequeño, no manejaba mucho dinero, pero conseguía ahorrar para comprar todas las novedades de bastantes grupos. Poco a poco iba juntando discografías enteras. Pero todo eso pasó.

Reconozco que yo mismo he dejado de ir. Cuando apareció el CD empecé a ir menos, desde que las grabadoras de CDs existen no se me ocurren muchos grupos a los cuales comprar un original. Antes tenía mucho más valor que la copia, ahora es prácticamente el mismo (moralidad aparte).

Creo que puede hacer cinco años que no entro a esa tienda. En la sucursal de Móstoles he entrado alguna vez en esos años, pero sólo para comprar entradas para algún concierto.

El gerente del establecimiento culpa del cierre a su nula rentabilidad, a la piratería, a Internet y al desprestigio del soporte.

Los 46 trabajadores que se quedarán en la calle lo achacan a la venta del local al grupo Inditex (Zara). Más de mil quinientos metros cuadrados en Gran Vía se pagan muy bien. No tendrán problema en encontrar un comprador generoso.

La gente insiste en no culpar a la piratería y a las redes P2P, pero es evidente su influencia. A mi me encanta la música, la necesito, y ahora la tengo sin pagar por ella.

Madrid Rock¿Podría haber sobrevivido Madrid Rock con esa menor rentabilidad? Si, claro, pero recordemos que es un negocio, una empresa con ánimo de lucro, no es una ONG.

Dentro de poco, para comprar música sólo nos quedará la FNAC y los grandes centros comerciales. La música 'enlatada' ya no vende. Las discográficas pueden cambiar el modelo de negocio, los artistas pueden centrarse en los directos, pero ¿qué puede hacer una tienda de venta de discos? Rezar para que los artistas y las discográficas bajen su margen y puedan sacar más con cada unidad vendida.

Supongo que seguirán existiendo todas esas pequeñas tiendas que arropaban a Madrid Rock en los aledaños de la Gran Vía, y que sobreviven (al menos lo hacían antes) a base de vender material de segunda mano o en formatos ya olvidados para regalos, caprichos, o deseos coleccionistas.

¿Puede JMS relanzar Star Trek?

Es una gran noticia que se produzca movimiento tras conocer que la productora ha cancelado la quinta temporada de Star Trek: Enterprise.

Enterprise Fans


La gente se está organizando, uniendo sus fuerzas. Se han creado bastantes páginas para reivindicar la permanencia de la serie y hace poco han reunido fondos para publicar un anuncio el día 21 de Febrero a toda página y bien posicionado en la edición impresa de Los Angeles Times, gracias en parte a un fan de la serie que trabaja en el periódico.

Es muy difícil asumir el fin de una serie que se lleva emitiendo de forma continua 39 años, durante cinco décadas, que ha generado cientos de episodios, algunas películas, y el mayor y más numeroso grupo de fans del mundo.

Descubro a través de Slashdot un comentario del propio J. Michael Straczynski (creador de Babylon 5 y Jeremiah) acerca de su voluntad de relanzar la saga de Star Trek.

[...]
Bryce Zabel (recently the head of the Television Academy and creator/executive producer of Dark Skies) and I share one thing in common. We are both long-time Trek fans, from the earliest days, who felt that the later iterations were not up to the standards set by the original series. (I'm exempting TNG because that one worked nicely, and was in many ways the truest to the original series because Gene was still around to shepherd its creation and execution.)

J. Michael StraczynskiOver time, Trek was treated like a porsche that's kept in the garage all the time, for fear of scratching the finish. The stories were, for the most part, safe, more about technology than what William Faulkner described as "the human heart in conflict with itself." Yes, there were always exceptions, but in general that trend became more and more apparent with the passage of years. Which was why so often I came down on the later stories, which I did openly, because I didn't feel they lined up with what Trek was created to be. I don't apologize for it, because that was what I felt as a fan of Trek. That's why I had Majel appear on B5, to send a message: that I believe in what Gene created.

Because left to its own devices, allowed to go as far as it could, telling the same kind of challenging stories Trek was always known for, it could blow the doors off science fiction television. Think of it for a moment, a series with a forty year solid name, guaranteed markets...can you think of a better time when you take chances and can tell daring, imaginative, challenging stories? Why play it safe?

When Enterprise went down, those involved shrugged and wrote it off to "franchise fatigue," their phrase, not mine.

I don't believe that for a second. Neither does Bryce. There's a tremendous hunger for Trek out there. It just has to be Trek done *right*.

Last year, Bryce and I sat down and, on our own, out of a sheer love of Trek as it was and should be, wrote a series bible/treatment for a return to the roots of Trek. To re-boot the Trek universe. Understand: writer/producers in TV just don't do that sort of thing on their own, everybody always insists on doing it for vast sums of oney. We did it entirely on our own, setting aside other, paying deadlines out of our passion for the series. We set out a full five-year arc.

But when it came time to bring it to Paramount, despite my track record and Bryce's enormous and skillful record as a writer/producer, the effort stalled out because of "political considerations," which was explained to us as not wishing to offend the powers that be.

So on behalf of myself and Bryce, I'm taking the unusual step of going right to the source...right to you guys, fueled in part by a number of recent articles and polls, including one at www.scifi.com/scifiwire in which nearly 18,000 fans voted their preference for a new Trek series, and 48% of that figure called for a jms take on Trek (The other choices polled at about 18% or thereabouts).

See, if somebody doesn't like a story, doesn't want to buy it, that's all well and good, that's terrific, that's the way it's supposed to be. But when "political considerations" are the basis...that just doesn't parse.

So here's the deal, folks. If you want to see a new Trek series that's true to Gene's original creation, helmed by myself and Bryce, with challenging stories, contemporary themes, solid extrapolation, and the infusion of some of our best and brightest SF prose writers, then you need to let the folks at Paramount know that. If the 48% of the 18,000 folks who voted at scifi.com sent those sentiments to Paramount...there'd be a new series in the works tomorrow.

I don't need the work, I have plenty of stuff on my plate through 2007 in TV, film and comics, so that's not an issue. But I'd set it all aside for one shot at doing Trek right, and I know Bryce feels the same.

If you want this to happen...it's up to the Trek and B5 fans to make it so.

The rest I leave to the quiet turning of your considered conscience.

J. Michael Straczynski


Comparto totalmente su opinión, desde La Nueva Generación, ya nada ha sido lo mismo en el Universo Star Trek. La verdadera fuerza de la serie original, los guiones y los personajes, ya no me enganchan.

Me ha encantado especialmente una de sus apuestas: Correr riesgos. En sus origenes Star Trek tuvo éxito por mostrar cosas distintas, por llegar más allá. Precisamente por la base sólida que tiene ahora, es el momento de volver a ser verdaderamente originales.

Me gustó el trabajo de JMS en Babylon 5, y conoce perfectamente el universo trekkie. Puede ser el único que relance Star Trek con éxito. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Confiará la Paramount en JMS? ¿Haría bien en hacerlo?

Un nuevo Stonehenge

Stonehenge Aotearoa

Leo en Slashdot que un grupo de aficionados a la Astronomia han construido una réplica moderna de Stonehenge en sus antípodas, a una hora de coche de Wellington, capital de Nueva Zelanda.

El Stonehenge Aotearoa (nombre maori para Nueva Zelanda), ianugurado este pasado fin de semana, es una adaptación a escala real de su antecesor en Salisbury, Inglaterra, construida por la Phoenix Astronomical Society, gracias en parte a una subvención de 56.500 dólares neozelandeses.

Stonehenge AotearoaHan invertido más de once mil horas de trabajo en los cerca de 18 meses que ha durado la construcción de estos 24 pilares de 4 metros de altura conectados para formar un anillo de 30 metros de diámetro, con un obelisco de 5 metros de altura en su centro.

Con estas y otras figuras se tratan de reproducir la capacidad del antiguo Stonehenge para interpretar el Universo. Al menos sus capacidades conocidas, pues aún muchos misterios rodean esta formación.

Tiene una gran ventaja respecto a las grandes dificultades para tan sólo caminar cerca del antiguo Stonehenge, estará preparado para acoger cualquier tipo de evento, desde visionados de un amanecer en solsticio o equinocio, a bodas y banquetes.

Recordemos que más de 20.000 personas suelen acudir a Salisbury para las celebraciones anuales del solsticio de verano.

Yo, Claudio

Héctor Alterio en Yo Claudio

Este pasado sábado pude asistir a la representación teatral de Yo, Claudio de Robert Graves, adaptado por José Luis Alonso de Santos y con el fantástico Héctor Alterio interpretando a Claudio.

Ignoraba (hasta esta mañana) que es candidata a siete premios Max, siendo la obra que más nominaciones acumula este año.

El mismo Claudio tras su muerte nos explica como siendo cojo, tartamudo, tonto, ridículo y republicano llegó a ser emperador de Roma.

Yo, Claudio
Robert Graves

Director: José Carlos Plaza
Productor: Jesús Cimarro
Versión: José Luis Alonso de Santos
Reparto: Héctor Alterio, Encarna Paso, Carlos Martínez-Abarca, Israel Frías, Javier Ruiz de Alegría, Alberto Berzal, Alicia Agut, Pepe González, Arantxa Aranguren, Isabel Pintor, Paco Casares, Pilar Bayona, Luis Rallo y Gema Moreno.
Sinopsis (J.L. Alonso de Santos): La historia del emperador Claudio es, de alguna manera, un espejo de la historia de Occidente, desde Roma a nuestros días: terrible, llena de crueldad, muerte, sufrimiento, sangre, locura, traición, injusticia, egoísmo, maldades, tiranías... Este peculiar personaje nos permite transitar entre varias épocas, a través de los pasillos de la memoria y de la historia, y nos hace reflexionar sobre algunos de los elementos de la conducta humana dentro de la organización social en que vivimos, heredera de aquella que Claudio vivió. En ese mundo terrible Claudio se hace - y nos hace- algunas preguntas aún no resueltas, que son los grandes debates del hombre sobre la tierra: si es posible que algún día reinen entre nosotros la piedad, el amor, la bondad, la verdad y la justicia.



Me encantó Héctor Alterio, como en muchas de sus películas (no todas). Cambiaba de registro perfectamente cuando tenía que ser el Claudio cojo y tartamudo, o cuando se trataba del Claudio muerto hablando de su vida. La escenografía está muy cuidada, incluyendo imágenes proyectadas en el fondo, a veces incluso primeros planos de Claudio en momentos de clímax.

El resto del reparto cumple perfectamente complementando este monólogo con acompañamiento, quizá podría destacar a Carlos Martínez-Abarca y a Encarna Paso.

La Venganza de Don Mendo

La Venganza de Don Mendo

El sábado pude ver otra comedia que me habían recomendado, La Venganza de Don Mendo de Pedro Muñoz Seca, dirigida por Jaime Azpilicueta.

Toda una mezcla de talentos, desde Raúl Sender interpretando a Don Mendo, a Antonio Mingote en la ilustración de toda la escenografía y el vestuario.

Una gran comedia acerca de las desventuras de Don Mendo, y todo su esfuerzo por llevar a cabo su venganza a cualquier precio.

La Venganza de Don Mendo
Pedro Muñoz Seca

Director: Jaime Azpilicueta
Productor: Miguel Artero
Versión: Alfonso Ussia
Escenografía y Vestuario: Antonio Mingote
Reparto: Raúl Sender, Paco Andrés Valdivia, Carmen Vadillo, Jaime Mora, Carolina Tak, Pedro Javier, Fina Mayo y otros.



A pesar de que Raúl Sender no me cae del todo bien, hay que reconocer que tiene oficio. Debutó en el teatro en 1966, y eso se nota. La obra paró varias veces, en medio del descojono generalizado, para que Sender hablase con gente de las primeras filas, mientras el resto del reparto esperaban inmóviles que continuase la función.

Me gustó mucho el vestuario y toda la escenografía. El guión es estupendo, aunque quizá demasiado llevado al absurdo al final, ignoro si es mérito de Muñoz Seca o de su nieto Alfonso Ussía (autor de la versión). Lo pasamos bien, y es lo necesario.

Noche de Reyes

Noche de Reyes

El principio de este fin de semana teatral me llevó el viernes a ver Noche de Reyes de William Shakespeare, dirigida por el irlandés Denis Rafter.

Es una comedia de enredo acerca de las desventuras de dos hermanos mellizos separados tras un naufragio, y posteriormente confundidos entre sus amantes, admiradores y detractores. No demasiado original hoy en día, pero divertido.

La escena se basaba en un espacio libre, ocupado sólo con un baúl, un tronco y una caja de música, y una decoración bastante austera, con siete telas colgando inmóviles que hacen la función de árboles, montañas, edificios, etc. Son los actores los que crean las imágenes, el ritmo y la musicalidad.

Me gustaron especialmente dos detalles: la interacción con la caja de música, que se abría y cerraba para dar paso a las canciones, y la recreación del mar agitando unas telas azules en primer plano del escenario.

Me reí mucho con los peluches que aparecían durante toda la obra, especialmente con un chimpancé que participó en un par de conversaciones.

Noche de Reyes
William Shakespeare

Dirección: Denis Rafter
Producción: Gesteatral, S.L.
Reparto: Balbino Lacosta, Gladys Balaguer Mendoza, Israel Ruiz, Patricia Ortega Cano, Manuela Paso, Pilar Gómez Lozano, Jesús Fuente, Ángel García Suárez, Rafael Ramos, César Diéguez.



El buen gustó de boca que me dejó, se me paso en parte al salir del teatro. Una empleada de la instalación comentó a la mujer que iba delante mío:

Empleada - ¿Qué tal Fulanita?
Señora - Bien, me he reído mucho...
Empleada - Bueno, ha sido una lástima que el público estuviera tan frío.

Me dejó roto. Yo me reí bastante, igual que el resto del público, especialmente en el segundo acto cuando se descubrian los enredos. ¿Quién cojones es esa tía para decir que el público ha estado frío? Eso se puede escuchar otro día, pero no en la misma salida, cuando aún te estás riendo.

El Código Da Vinci

El Codigo Da Vinci

Tres días después de empezarlo, he terminado El Código Da Vinci de Dan Brown. Lo que confirma que de todo lo que me habían dicho, sólo una cosa es cierta: se lee muy rápido.

Ayuda que los capítulos sean de hasta dos hojas, ayuda que la trama salte de un lugar a otro, y supongo que ayuda el propio argumento.

Me ha parecido bastante flojo. Casi diría que me gustó más El Último Catón de Matilde Asensi. Lo que se supone que es su fuerte, los enigmas, no me han dicho nada. Algunos son para niños pequeños. Casi me meo de risa con aquel de los caracteres indescifrables. No diré más para no desvelar nada.

Los argumentos históricos se caen por su propio peso, pero no es importante. Es una novela, y puede argumentarse como quiera el autor. Otra cosa es que la gente crea lo que dice, claro.

Para aquellos especialmente crédulos, les dedico esta página, una de las miles que han surgido. El Secreto de El Código Da Vinci. Si dudas en alguna respuesta, marca la más 'católicamente correcta'.

El final no me ha disgustado tanto como a otros. No está mal, pero es bastante previsible. El libro se deja leer, pero en 570 páginas suelo encontrar mejores cosas.

El Código Da Vinci
Dan Brown

[...]"Una hora", se dijo a sí mismo, agradecido de que el Maestrio le hubiera concedido tiempo para hacer penitencia antes de entrar en la casa de Dios. "Debo purgar mi alma de los pecados de hoy". Las ofensas contra el Señor que había cometido ese día tenían un propósito sagrado. Hacía siglos que se perpetraban actos de guerra contra los enemigos de Dios. Su perdón estaba asegurado.
Pero Silas sabía que la absolución exigía sacrificio.
Cerró las persianas, se desnudó y se arrodilló en medio del cuarto. Bajó la vista y examinó el cilicio que le apretaba el muslo. Todos los seguidores verdaderos del Camino llevaban esa correa de piel salpicada de púas metálicas que se clavaban en la carne como un recordatorio perpetuo del sufrimiento de Cristo. Además, el dolor que causaba servía también para acallar los deseos de la carne.
Aunque ya hacía más de dos horas que Silas llevaba puesto el cilicio, que era el tiempo mínimo exigido, sabía que aquel no era un día cualquiera. Agarró la hebilla y se lo apretó un poco más, sintiendo que las púas se le hundían en la carne. Expulsó aire lentamente, saboreando aquel ritual de limpieza que le ofrecía el dolor.
"El dolor es bueno", susurró Silas, repitiendo el mantra sagrado del padre José María Escrivá, el Maestro de todos los Maestros. Aunque había muerto en 1975, su saber le había sobrevivido, y sus palabras aún las pronunciaban entre susurros miles de siervos devotos en todo el mundo cuando se arrodillaban y se entregaban a la práctica sagrada conocida como 'mortificación corporal'.
Ahora Silas centró su atención en la cuerda de gruesos extremos anudados que tenía en el suelo, junto a él. "La Disciplina". Los nudos estaban recubiertos de sangre reseca. Impaciente por recibir los efectos purificadores de su propia agonía, Silas dijo una breve oración y acto seguido, agarrando un extremo de la cuerda, cerró los ojos y se azotó con ella por encima del hombro, notando que los nudos le golpeaban la espalda. Siguió azotándose una y otra vez.
Castigo corpus meum.
Al cabo de un rato, empezó a sangrar.
[...]



Ahora me pondré con Eragón, de Chritopher Paolini. Necesito un poco de fantasía por mis venas.

Related Posts with Thumbnails